Hiperhidrosis

Hiperhidrosis
La hiperhidrosis es una sudoración excesiva (hiperhidrosis) que puede afectar a toda la superficie de la piel, pero por lo general está limitada a las palmas de las manos, las plantas de los pies, las axilas o las ingles. La zona afectada puede presentar fisuras, descamarse y ablandarse, especialmente en los pies. A veces la zona afectada desprende un olor fétido (bromidrosis), causado por bacterias y levaduras que descomponen el sudor y la piel mojada. Las manos y los pies sudorosos son una respuesta normal a la ansiedad y también es habitual que una persona sude mucho cuando tiene fiebre.

Sin embargo, una sudoración frecuente y abundante en todo el cuerpo requiere atención médica porque puede ser un signo de hiperactividad del tiroides, una baja concentración de glucosa en la sangre o una alteración en la región del sistema nervioso que controla la sudoración.
La sudoración excesiva o hiperhidrosis es un trastorno frecuente que ocasiona importantes molestias e incluso favorece las infecciones. Las personas que padecen esta enfermedad producen sudor en cantidades mucho más grandes de las necesarias para controlar su temperatura corporal.

Se trata de una patología que afecta por igual a hombres y a mujeres; por lo general, comienza a manifestarse en la infancia y la adolescencia,condicionando muchas veces la elección del tipo de trabajo, la vestimenta y la participación en actividades sociales.

Para solucionar este problema está indicada la toxina botulínica (botox) tipo A aplicada de forma local intradérmica, en manos, axilas o pies, que inhibirá la función de las glándulas sudoríparas, evitando así esa sudoración excesiva. Es un tratamiento que se realiza de forma ambulatoria; la sesión dura entre 15 y 30 minutos. Sus efectos se mantienen en torno a siete meses y su eficacia es cercana al 100%.

REALIZA UNA CONSULTA

ÚLTIMAS NOTICIAS

Twitter Facebook Pinterest Google+